La vicepresidenta, Gabriela Michetti, fue protagonista de un papelón cuando dio su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas y no se dio cuenta que el micrófono estaba abierto. En sus palabras se notó el nerviosismo de la funcionaria, que luego habló con una seriedad opacada por la ridícula escena anterior.

"¿Me veo bien?", le preguntó la vice a la asistente de Naciones Unidas que la acompañó hasta el estrado de oradores.

"¿Ya puedo empezar?", preguntó la referente del PRO a la asistente, quien le dio el visto bueno y se retiró para que pueda pronunciar su discurso en representación de la Argentina.

Embed

Sin embargo, cuando estaba por comenzar, algo la detuvo: "¡Ay! Se me engancha esto", se quejó Michetti por lo bajo, en alusión al chal que se enredaba con su silla de ruedas.

Todo el salón escuchó las quejas y preguntas de Michetti, quien instantes más tardes se solidarizó con México por el terremoto.

LEER MÁS: Papelón de Michetti: intentó hablar en italiano pero todo terminó mal

En esta nota