El panelista de Animales Sueltos Eduardo Feinmann volvió a pasar un mal momento en vivo. Esta vez, se desmintió así mismo cuando intentaba deslegitimar la manifestación de trabajadores despedidos de Pepsico.

Primero Feinmann dijo que la empresa no cerró, sino que llegó a un acuerdo con los trabajadores y sostuvo que trasladó su producción a Mar del Plata.

Embed

La discusión llegó a que se cruce con la periodista Romina Manguel y con el precandidato a diputado bonaerense por Cumplir, Agustín D´Attellis.

Cuando la discusión llegó a su punto más álgido, Feinmann dijo: "Bueno, la empresa tiene derecho a cerrar", en un claro mensaje que contradijo su afirmación de que Pepsico no abandonaría su producción en Argentina.

En esta nota