La revista brasileña Carta Capital acusa a Michel Temer de entorpecer la causa de los Panamá Papers para proteger a Mauricio Macri. El medio aclara que si el Presidente argentino pide la colaboración de su par, Brasil aceleraría el proceso.

El jefe de Estado está acusado de lavar dinero a través de Fleg Trading, en una causa que lleva el juez Sebastián Casanello. La bahameña compró acciones de una compañía del grupo Macri en Brasil por U$S 9,3 millones. Luego, la empresa familiar dividió el capital entre tres sociedades relacionadas.

LEER MÁS: Piden abrir archivos de Diputados sobre operaciones del Grupo Macri

Desde que saltó el escándalo de los Panamá Papers, el diputado Darío Martínez denunció al Presidente y el fiscal Federico Delgado solicitó se busque información en el país carioca. Sin embargo, los documentos son demorados por la burocracia de la administración de Temer, tal como explica Carta Capital.

De acuerdo al ex subprocurador general brasileño Eugenio Aragao, citado por el medio, "es posible para los investigadores avanzar en la causa sin depender de la buena voluntad del gobierno de Brasil". El ex coordinador del área responsable de la cooperación internacional del Ministerio Público carioca explicó que "el Presidente argentino puede solicitar ayuda directamente a su equivalente brasileño por medio de una red de colaboración informal, los 'puntos de contacto'".

Dado que Macri es el principal sujeto de investigación, lo más probable es que continúe con su actitud actual de no acelerar los tiempos. Fuentes judiciales señalaron a El Destape que gran parte de la suerte del expediente se juega en la habilidad de la Cancillería argentina y en las ganas de colaborar de otros estados.

"Esta nota periodística abre una expectativa de que miembros del Parlamento brasileño se hagan eco de los reclamos de la justicia argentina", comentaron desde la oficina del legislador Martínez. El diputado ya ha establecido comunicación con algunos legisladores brasileños y confía que se genere un clima de opinión que obligue al gobierno de Temer a responder a la Justicia argentina.

En esta nota