La Fundación Soberanía Sanitaria realizó un exhaustivo estudio donde revela cómo se instrumentó desde el Gobierno el grave ajuste en el PAMI que perjudica a un sector clave para la salud de los jubilados.

"En el mes de abril, PAMI modificó el modelo de pago a prestadores reduciendo los montos por prácticas a tal punto que no permitirían cubrir los propios gastos que conllevan. Esto redunda en la disminución de la oferta de servicios así como en subprestaciones, implicando nuevas barreras en el acceso. Las modificaciones recientes se suman a otras que se vienen implementando, como la restricción en la cobertura de medicamentos y tratamientos", resume el informe para luego dar cuenta de cómo en cada sector del PAMI se recortó gravemente.

En el apartado "Los impactos del recorte" se da cuenta de los impactos de las medidas del Gobierno contra los jubilados. Vale recordar que sólo en la Ciudad, el PAMI tiene 349.786 afiliados.

Allí se da cuenta de los porcentajes del ajuste en el PAMI. "Si tomamos como ejemplo el primer nivel ambulatorio, vemos que en el módulo de laboratorio de análisis clínicos, de baja y alta complejidad, la tasa de uso desde 670 prácticas mensuales cada 1.000 afiliados. En el modelo anterior a la resolución 395/17, el PAMI abonaba por ese conjunto de prácticas un total de $55.172,89 mensuales. En el sistema actual, instituido por la nueva resolución, se establece un valor de $42.554,00 por cada 1.000 afiliados, lo que evidencia un ajuste en perjuicio del prestador del 22,87%".

En el módulo de ecografía, el recorte ronda el 25,42% respecto del sistema anterior que insumía por cada 1.000 afiliados una contraprestación de $8.047,47 contra $6.000 que el PAMI se dispone a pagar en el nuevo modelo. En el módulo de radiología se observa que en el sistema de pago anterior, por cada 1.000 afiliados empadronados, el PAMI destinaba una suma de $9.513,17 mensuales. En el actual sistema capitado el PAMI asignará, por la misma cantidad de afiliados, un total de $6.000 mensuales, lo que representará un ajuste del 36,89 %", precisa el informe.

Asimismo, advierte "una reducción en los montos, similar a la de los prestadores de estudios diagnósticos, que se realizó a las clínicas. Éstas calculan un gasto por mes década afiliado de $ 650 y a partir de la resolución 395/17 van a recibir $ 420 mensuales por afiliado. Como resultado de estos cambios, varias clínicas privadas ya han recortado sus servicios a jubilados y jubiladas. En la zona norte y oeste del conurbano bonaerense, donde se atienden 900.000 afiliados, las entidades privadas han dejado de atender PAMI denunciando una caída de hasta el 50 % en sus ingresos", revela el párrafo más importante".

En esta nota