El Presidente Mauricio Macri visitó la planta de PSA (Peugeot) en Palomar pero no la pasó tan bien como quiso mostrar. No solo tuvo que soportar que unos trabajadores le recordaran a Cristina Kirchner, sino que otros grabaron cómo quedaron detrás de un alambrado, lejos de la caminata que el jefe de Estado hizo por la planta.

LEE MÁS "El mal momento de Macri cuando visitaba Peugeot"

En su visita por Palomar, donde Macri reconoció que la economía "no arrancó" para vastos sectores de la sociedad, el Presidente participó de la reapertura de la planta. Mientras tuvo que tolerar que unos empleados de PSA le gritaran "Aguante Cristina", a varios metros de allí otro trabajador mostró cómo los tenían separados por un alambrado, entre gritos e insultos.

Embed