El Gobierno volvió adquirir armas y de manera escandalosa, ya que no sólo lo hizo con sobreprecios sino que además en el negocio participa la familia presidencial.

Así lo reveló un informe para El Destape de Juan Amorín. Este hecho sucede tras la adquisición millonaria de armamentos a Estados Unidos que dejó a Martín Lousteau contra las cuerdas y expuso la política del Gobierno.

Compra de armas
Compra de armas

Ahora el negocio pasó a Italia, donde el Gobierno compró 15 mil pistolas para que finalmente las use la Policía Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires.

La compra la hizo Fabricaciones Militares (y por contratación directa, sin licitación) a través del Ministerio de Defensa por 81 millones de pesos. Lo llamativo es que se lo cedió a la Ciudad por 195 millones de pesos ciudad. Una diferencia de 114 millones.

Además, los vínculos de la empresa Beretta con la geión del Gobierno porteño de Mauricio Macri para vender armamento con sobreprecios.