Darío Lopérfido, ex ministro de Cultura de la Ciudad y hoy director artístico del Teatro Colón, volvió a generar polémica. Luego de tener que renunciar a su cargo en la Ciudad por negar los 30 mil desaparecidos, ahora afirmó que fue víctima de "un ataque fascista" cuando "ahora se demostró que lo que se dije era verdad", y "nadie pidió disculpas" por esos ataques.

"Hago una autocrítica de mi ira, de haber perdido la frialdad. No de los dichos porque se demostró que decía la verdad", ratificó el funcionario. En ese debate, Lopérfido se apoyó en un informe del Ministerio de Justicia que indica que hubo 8.630 desaparecidos que fue repudiado por organizaciones sociales.


"La primera reflexión que hago es que yo no mentí ni en eso ni cuando dije que el kirchnerismo hizo la mayor estafa audiovisual de la historia. Sufrí un acoso de naturaleza estalinista por decir algo que era verdad. Y si tengo que hacer autocritica, es que me dejé ganar por la ira. Y me dejé ganar por la ira porque me parecía de canallas decirme negacionista cuando lo que yo estaba diciendo, que lo dije en el marco de un debate sobre los '70, fue lo mismo que cuatro meses después confirmó un informe hecho durante la administración de Cristina Kirchner", puntualizó.


"No me gusta que se vean los '70 como un recuerdo romántico. Rechazo esa exaltación del valor de entregar la vida", agregó. Y finalizó: "Es que no hubo ningún interés. Yo estaba en un debate sobre la violencia en los '70 y lo que dije lo dije en ese contexto y luego se replicó las redes sociales. Lo que pasó es que sectores afines al gobierno que se fue lo usaron para acosarme de manera casi física, para amenazarme de muerte. Yo soy una persona bastante fría, cerebral. No me conmueven muchas cosas. Ni los elogios ni las críticas. No me interesa que me quieran o me odien. Por eso mi única autocrítica es haber abordado el tema con ira".