El Plan Belgrano fue anunciado como un ambicioso programa de inversiones en el relegado norte argentino, pero no posee partida presupuestaria. Serán otros los ministerios los que realizarán obras de infraestructura y después las computarán dentro de la flamante entidad.

“Con esta iniciativa se pretende saldar la deuda histórica que el país tiene con las provincias del norte, llevando adelante el plan social, productivo y de infraestructura más ambicioso de la historia argentina”, promete la unidad con cargo ministerial en el justificativo del Presupuesto 2017. El plan promete “el financiamiento de un conjunto de acciones” por $ 95.000 millones en Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Misiones y Corrientes.

LEER MÁS: ¿Qué opinan los especialistas del Presupuesto 2017?

De acuerdo al proyecto de la ley de leyes 2017, José Cano, el titular de la unidad, manejará el año próximo sólo $ 86 millones. El 67% del total se destinará al pago de salarios y ni uno de los pesos asignados irá a obras.

Es que el Plan Belgrano no posee entidad presupuestaria. El radical tucumano opera como un “coordinador de todas las obras que se realizan en el NOA y NEA”, comentaron fuentes del Ejecutivo a El Destape. Sin embargo, opera como un mero sello que se autoadjudica actividades que en realidad dependen del Ministerio del Interior, Transporte y Energía.

El diputado del Bloque Justicialista Pablo Kosiner les requirió a Cano y al jefe de Gabinete, Marcos Peña que presenten el desglose de las inversiones del programa para que el Congreso audite si cumplen la promesa de invertir $ 95.000 millones. El Poder Legislativo aún no recibió detalle. “Dispersan las obras en los ministerios para hacerlo imposible de controlar. No es difícil que preparen una planilla para mostrar”, esgrimió el legislador salteño a este medio.

Todas las obras de infraestructura que realizará el Gobierno nacional en las 10 provincias del norte, incluso las no computadas en el Plan Belgrano, suman $ 40.000 millones, menos de la mitad de lo difundido por Cano.

En esta nota