La edad promedio de jubilación subirá hasta 66 años entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) antes del 2060. Argentina aspira ingresar en breve a este grupo.

La gestión de Mauricio Macri sostiene que están "muy avanzadas" las gestiones para ingresar a esa organización de naciones líderes y que el país está en condiciones de ser aceptado. Mientras, el Congreso argentino debate la reforma previsional que impulsa el Gobierno de la alianza Cambiemos, que además realiza méritos para ingresar a la organización.

Ese incremento promedio de 1,5 años para los hombres y de 2 años para las mujeres será una consecuencia de las reformas previsionales aprobadas hasta ahora en el marco de las recomendaciones del ente trasnacional.

LEER MÁS: La historia de los 20.000 jubilados abandonados por el PAMI

Un informe de la propia OCDE advierte la "necesidad" de ajustar la edad jubilatoria a medida que mejoran las expectativas de longevidad de la población porque de lo contrario los sistemas previsionales se verían comprometidos.

España, por ejemplo, será en el 2050 el segundo país más envejecido del mundo, con 76 personas mayores de 65 años por cada cien en edad de trabajar (entre 20 y 64 años), lo que constituye la segunda tasa de dependencia más elevada.

Como señal de "cambio", Macri incluyó en su proyecto de reforma previsional que ya cuenta con media sanción del Senado la extensión optativa hasta los 70 años para los hombres y 65 para las mujeres.

En esta nota