Pocas semanas después que se revelara el enorme listado de equipamiento militar que el país le solicitó a los Estados Unidos de América, el ministerio de Defensa se ve envuelto en un nuevo escándalo por negocios de armamento, al adquirir mediante contratación directa unas 15 mil pistolas a una firma italiana, y al firmar una reventa al ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires al doble del precio que fue comprado inicialmente.

Las maniobras para esta polémica compra comenzó a fines de diciembre de 2106, cuando Fabricaciones Militares, a través de su interventor, el dirigente del PRO Héctor Lostri solicitó realizar una contratación directa por especialidad para adquirir unas 15 mil pistolas Px4 Storm marca Beretta con "urgencia", dejando afuera a todos los competidores locales, como Bersa, una de las firmas que suele dotar a las fuerzas de seguridad nacionales, que presentó su reclamo ante el propio ministerio.

Adjudicación Beretta:

Ante ello, el plazo de resolución se extendió pero el resultado fue el mismo: según el documento al que accedió El Destape, el 25 de enero de este año, Fabricaciones Militares adjudicó finalmente a la italiana Fabbrica Di Armi Beretta las 15 mil pistolas a través de la importadora Rodamientos Severino, una firma rosarina que se dedica a trabajar con esta marca, a cambio de unos $81.765.937,50, es decir, unos $5.451 por arma, o 325 euros.

Términos Adjudicación Beretta:

Sin embargo, eso no es lo más llamativo del polémico contrato de adjudicación directa que Lostri impulsó y presionó para concretar con la firma Beretta: en el mismo documento de adjudicación se destaca que las pistolas tendrán como último fin dotar a las Fuerzas de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, tal como se establece en el "convenio suscrito por el Ministerio de Seguridad de la Ciudad y la dirección general de Fabricaciones Militares", es decir, que el organismo dependiente del ministerio de Defensa solo oficiaría de "nexo" entre la fabricante de armas italiana y la Ciudad, algo particularmente llamativo, dado que no es función de Fabricaciones comercializar armamento.

Como si esto fuera poco, en el Convenio entre la Ciudad y Fabricaciones Militares deja en evidencia el sobreprecio al que el ministerio de Martín Ocampo comprará las armas: $195.000.000, lo que representa unos $13.000 por pistola, es decir 768 euros, más del doble al que los adquiere Fabricaciones.

Convenio GCBA-FM y sobreprecios:

En este sentido y en diálogo con el diario Clarín, Lostri intentó defenderse de la polémica compra y aseguró que se trata de una compra Estado-Estado y que el acuerdo forma parte del convenio madre firmado con Italia el año pasado, al tiempo que explicó: " “Beretta me entrega a precio de kit las pistolas desarmadas y aquí armamos las pistolas”, aunque terminó complicando aún más la situación, dado que existen correos electrónicos, a los que accedió este medio en donde, desde la Gerencia de Abastecimiento se detalla que "la compra es de 15.000 pistolas, no son piezas para su armado".