De no ser trágico, sería gracioso. Otro insólito error del Ministerio de Seguridad provocó que un inocente estuviera una semana preso luego de que las autoridades anunciaran la captura de un peligroso narcotraficante. Pero no era él. El error se debió a que Daniel Lobos, técnico en aires acondicionados y vecino de la ciudad de Córdoba, tiene la desgracia de ser homónimo de un narcotraficante buscado por las fuerzas de seguridad.

El 24 de abril, el ministerio que conduce Patricia Bullrich anunciaba: "Cayó ‘Gangoso’ en Córdoba: estaba prófugo desde un histórico procedimiento contra el narcotráfico en febrero”. Pero el Daniel Lobos que fue atrapado y cayó en la cárcel de Bouwer no era el delincuente buscado, sino un almacenero de 44 años que compartió una semana celdas con detenidos por robos y homicidios.

Embed

Su historia fue captada por el sitio Cosecha Roja, que logró hablar con Lobos (el inocente). "El ingreso a Bouwer fue algo inestable. Eran todos contra todos, podía pasar cualquier cosa. Tuve la suerte de que no me hicieron nada, pero a un chico joven, flaquito, que estaba a mi lado, le robaron las tarjetas de teléfono, plata, las zapatillas. Yo estaba aterrado. No estoy acostumbrado a esos ambientes. No podía creer que apenas horas antes estaba con mi mujer y mis hijas en mi casa, y de golpe me metían en la cárcel y me decían que iba a pasar años por narcotraficante. Estaba en shock, no entendía nada", dijo.

Luego del calvario, Lobos (el bueno) fue liberado sin recibir explicaciones. El otro Lobos, jefe de una banda que fue desbaratada, aun sigue prófugo.