El actor Oscar Martínez ratificó su defensa del Gobierno de Mauricio Macri pero esta vez se mostró muy enojado para con el peronismo y confesó sentirse “rehén de una porción fanatizada de la población que no acepta los términos de la democracia”.

“Lo que pasa en el país me genera preocupación, angustia, tristeza y enojo porque estoy viviendo algo que viví muchas veces y me siento rehén de una porción fanatizada de la población que no acepta los términos de la democracia tal como debería”, arremetió el artista en el ciclo radial La Conversación de La Once Diez.

LEÉ MÁS: Duhalde defendió a Macri por el caso Maldonado y lo comparó con Kosteki-Santillán

Desde Nueva York, donde está haciendo una película, Martínez apuntó contra el peronismo y lo acusó de que “llevaron siempre una política violenta, autoritaria, agresiva, intolerante”.

"He sido víctima de las divisiones internas de ese movimiento, que representa a un 30 por ciento de la población en el mejor de los casos”, disparó Martínez y salió en defensa del Gobierno nacional.

En este sentido, advirtió que “comparar este Gobierno con la dictadura es de una demencia inexplicable” y subrayó que “podés no estar de acuerdo y expresarlo, siempre y cuando se haga en el marco de la ley, pero esto ya es una guerra“.

En esta nota