El dirigente de la CTA y ex secretario general del gremio de judiciales, Juan José Ortega, justificó el ataque a la vivienda de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, donde también estaba la ex presidenta, Cristina Kirchner, y su nieta de 20 meses, Helena.

"Fue una autoconvocatoria totalmente pacífica y la represión desvirtuó todo", dijo Ortega, señalado como el organizador de las manifestaciones en Santa Cruz.

En una entrevista por Tiempo FM, Ortega además dijo que "fue imprudente" que haya habido una beba en la residencia de la gobernadora y hasta lanzó la teoría de que las cinco mujeres que estaban en la vivienda fueron sacadas por un colegio que hay detrás.

"Yo estoy convencido que durante las tres horas que duró el revuelo, ellas ya no estaban en la vivienda", dijo Ortega, quien además acusó a la gobernadora de "sobreactuación".

"El momento en que fue la primera represión, es cuando las sacan", esbozó Ortega, en una teoría que va contra el testimonio de la gobernadora y Cristina Kirchner.

"Hacer una reunión de mujeres o de familiares en ese epicentro, en esta situación y además sumarle a la bebé, no sé si tiene que intervenir un juez de menores", sostuvo.