Por Omar Murúa

Haciendo un poco de historia, el 22 de noviembre de 2017, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, junto a Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad presentaron el “plan de transformación educativa”. El cual, incluye la disolución de los 29 Institutos de formación docente (IFD) para que se erija la Universidad de la CABA (UniCAJA).

El discurso oficial pone el acento en el hecho de que al pasar, los profesores, de tener una titulación terciaria a una universitaria se generará la tan mencionada “jerarquización” docente. Lo cierto es que todos –rectores, docentes, alumnos, académicos, sindicatos- coinciden en que lo primero que deben cambiar para lograr la jerarquización real es la mejora en las condiciones laborales y salariales de la profesión. Recordemos que es este gobierno el que se negó (y se niega) a realizar las paritarias docentes para el establecimiento del piso salarial a nivel nacional.

Se insiste desde el gobierno de Rodríguez Larreta que la creación de La UniCABA también busca resolver el problema de la falta de docentes, pero al respecto, el secretario general de UTE, Eduardo López, no deja de señalar en múltiples entrevistas que la menor cantidad de docentes se debe al desfinanciamiento de la educación que viene realizando el PRO en la Ciudad, en donde en 2007 estaba en un 30% y ahora este año llegó a un 18,5% del presupuesto anual.

Otro elemento a tener en cuenta es que, en la actualidad, los 29 IFD están distribuidos a lo largo y lo ancho de la Ciudad. Pero la UniCABA estará ubicada en el predio del IES Juan B. Justo, Lascano 3840, en Villa del Parque. Lo que implica una gran problemática a la hora de que los alumnos, futuros docentes, por una simple cuestión de distancias, tiempo y dinero a invertir para puedan continuar y finalizar sus estudios.

En sintonía con las raíces más profundas del PRO, el proyecto de ley no dice nada. Pero no dice nada de cómo va a realizarse la “transformación”, aunque si deja en claro que el primer rector de la UniCABA será nombrado por el jefe de Gobierno y será el encargado de formular el Estatuto (art. 10°). No podemos dejar pasar que tiene un “curioso” artículo que menciona que en caso de necesidad el Poder Ejecutivo de la CABA podrá intervenir la casa de estudios (art. 15°).

Al igual que todas las políticas públicas de la Alianza Cambiemos, esta embestida contra la Educación Pública se manejó también desde las redes. Siempre con el objetivo de decorar el proyecto como una construcción democrática y consensuada. Al punto que el mismo Jefe de Gobierno realizó una “encuesta” vía Twitter el mismo día en que se daba inicio a todo esto.

Embed

En presencia del Ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiario y del exministro Esteban Bullrich es que se realizó este lanzamiento, pues la UniCABA será la “punta de lanza” para el resto de la formación docente en el resto del país.

Debemos señalar que, como ocurría con Esteban Bullrich Ocampo, quien es Licenciado en Sistemas y venía del comercio de limones, quienes ahora lideran esta “transformación” educativa una es Licenciada en Ciencias Políticas, como la Ministra de Educación, Soledad Acuña, que no posee experiencia en educación o formación docente. O como ser el caso de la Coordinadora de asuntos pedagógicos de la Ciudad, Sra. Andrea Bruzos, quien posee título Secundario completo.

Embed

LEER MÁS: La Ciudad confirmó que aplicará la polémica reforma educativa en marzo

En esta nota