Un grupo de redes de organizaciones que reclaman la justicia fiscal, que cada empresa pague los impuestos que le corresponde, lanzaron una campaña global para pedir que #PaguenLoJusto y denunciaron que 1,4 billones de dólares fueron transferidos desde América Latina hacia guaridas fiscales entre el 2004 y el 2013.

"Los principales beneficiarios son las grandes empresas multinacionales y los grandes perjudicados son el Estado y la gente", sostuvo Adrián Falco, coordinador de la Fundación SES, que integra la Red de Justicia Fiscal, que forma parte de la campaña.

"Por un lado, lo que no pagan las empresas, lo pagamos nosotros. Por otro, el dinero de las guaridas no es dinero estático y esa es una faceta poco explorada debido a la opacidad de estas jurisdicciones. El dinero de las guaridas, opaco, termina financiando terrorismo, campañas presidenciales, trafico de drogas, armas, personas", agregó Falco en declaraciones a El Destape.

Falco planteó un tema que también está desarrollado en el trabajo de Nicholas Shaxon sobre de dónde sale el dinero que se aloja en las guaridas fiscales: "El robo y la corrupción están adosados al sistema político pero si se analizan las corrientes de flujo financiero ilícito el 60 por ciento de es flujos comerciales ilícitos y sólo el 5 por ciento corresponde a la corrupción política".


En su libro "Las islas del tesoro", Shaxon menciona el ánalisis del presidente de Global Financial Integrity (GFI), Raymond Baker, quien calculó que dos tercios de esos fondos están conformados por transacciones comerciales que hacen las multinacionales a través de las fronteras -elusión y evasión-, un tercio proviene del crimen organizado y el 3% de la corrupción.

"Los traficantes de drogas, los terroristas y otros delincuentes usan exactamente los mismos mecanismos y subterfugios extraterritoriales de los que se valen las corporaciones: bancos pantalla, trust y empresas fantasma", completó Shaxon.

"Sin Panamá Papers nunca hubiésemos sabido que la familia Macri tenía empresas en Panamá", señaló Falco al referirse a la opacidad de esos países que funcionan como guaridas fiscales y que, en este caso, quedaron al descubierto por una filtración masiva de documentación. Sobre esa base, el diputado Darío Martínez (Frente para la Victoria) le pidió al fiscal Federico Delgado que investigue la existencia de 50 sociedades pertenecientes al Grupo Macri, que estarían radicadas en distintas guaridas fiscales.

La campaña, que puede seguirse desde web www.paguenlojusto.org tiene materiales de información sobre los niveles de evasión y los mecanismos utilizados en los distintos países. "Ese dinero, alojado en las islitas del caribe no está quieto. El ejemplo de Hernán Arbizu, de mover plata entre cuentas de un lado a otro, es la forma de financiar otra cosas", agregó Falco.

En esta nota