La nueva panelista de Intratables, María Julia Oliván, habló de su regreso al ciclo de América TV, de su presente personal con su pequeño hijo y de su relación con ex compañeros de 678.

En este sentido, Oliván destacó la posibilidad de combinar su rol como panelista con la crianza de su hijo. En este sentido, la ex conductora de 678 dialogó con el sitio Expediente Político y afirmó que "eso inclinó la balanza para volver".

Consultada por el secreto de Intratables, María Julia consideró que se debe a que es "un programa vivo" "que habla de actualidad pura y plantea debates, y en el que están representadas todas las miradas".

LEER MÁS: La bizarra puesta en escena con la que regresó Oliván a Intratables

Sobre el vínculo con sus ex compañeros de 678, Oliván fue dura: "No tengo ningún tipo de relación con nadie. Ni con Barragán, ni con Barone y tampoco con Brienza, menos después que me insultaron".

Por último, sobre Barone se explayó cuando le preguntaron por el juicio que le inició al Estado: "Me parece una canallada. Porque trabajó políticamente con la plata de los argentinos por un proyecto político, y cuando ese proyecto político perdió las elecciones pretende cobrar como si fuese empleados del estado", consideró.

En esta nota