La inflación fue del 1,2% en diciembre contra el período anterior, según el INDEC. Aunque el alza de precios se desaceleró respecto al del mes previo, el alza de precios se mantuvo en el segundo semestre en valores superiores a los que había prometido el despedido ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay. El Gobierno recomenzó las estadísticas recién en mayo de 2016.

Los mayores ascensos se registraron en el equipamiento y mantenimiento del hogar, además del esparcimiento, que subieron 2% por igual.

Embed

La vivienda y servicios básicos aumentaron 1,5%; mientras que el transporte y comunicaciones, 1,3%. En tanto, los alimentos y bebidas, que fueron de los productos más importantes que más se encarecieron en el año, subieron 1,2%.

Los "otros bienes y servicios" aumentaron 0,9%, la atención médica y gastos para la salud 0,8% y la educación 0,7%. Según el organismo oficial, la indumentaria no sufrió variaciones comparada con noviembre. Si todo se divide en grandes rubros, los servicios treparon 2,1% y los bienes 0,6%.

El director del INDEC, Jorge Todesca, decidió reiniciar la serie de inflación recién en mayo, por lo que hasta ese mes de 2017 no podrá realizarse una comparación interanual efectiva con las cifras del organismo.

En esa etapa de 2016, el alza oficial fue del 4,2% y se desaceleró gradualmente hasta llegar a un 0,2% en agosto; a partir del cual rebotó y, luego de octubre, el aumento de precios general volvió a recortarse.

LEER MÁS: La inflación porteña llegó al 41% durante el año pasado, la mayor desde 2002

En cambio, la "inflación núcleo" se mantuvo en valores similares desde julio, con leves fluctuaciones entre 1,9% y 1,5%. Este indicador deja de lado los tarifazos y es el que erige como bandera el Banco Central para guiar las políticas monetarias. Sin embargo, estos valores generarán una inercia para los primeros meses de 2017 preocupantes para la autoridad monetaria, que mantiene su meta del 17% para todo el año.

En abril, Prat Gay había asegurado que "en la segunda mitad del año la inflación estará más cerca del 1% mensual". Pese a que la influencia del Gobierno sobre la inflación está dividida entre su ex ministerio y el BCRA, el economista no logró cumplir con la palabra que le dio a Mauricio Macri, quien lo despidió en la última semana de diciembre, cuando ya estaba asegurada la tendencia del indicador.