El jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó que el Estado gasta todos los meses 770 mil pesos por mes para guardar los 27 mil kits Qunitas, que fueron fabricados durante el kirchnerismo para mejorar la crianza de niños recién nacidos.

En su informe por escrito, Peña se excusa al decir que los kits no pueden ser distribuidos por "encontrarse tramitando en Sede Judicial" ante el juez federal Claudio Bonadio.

Además recuerda que la distribución también fue prohibida por la Resolución ministerial 456/ 2016 que se tomó antes de la resolución judicial.

En total los kits que están guardados y juntando polvo son 27 mil, que podrían ser entregados a las personas que tienen hijos y que no pueden comprar cunas, mantas y objetos que sirven para la primera infancia.

Embed

Peña además adelanta que pedirán a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) que continúe guardando las cunas, hasta que la Justicia tome una decisión de fondo.

En Nueva Jersey, Estados Unidos, se utilizan los Baby Box, unos kits similares al Qunita que son entregados por el Estado para reducir la tasa de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

LEER MÁS: Baby Box, en EEUU entregan kits similares a qunitas