La brasileña Odebrecht anunció que deja su lugar en la UTE encargada del soterramiento del Sarmiento. Pero no lo entrega a cualquier empresa, sino que vende su parte a la italiana Ghella, propiedad de un ex socio de Ángelo Calcaterra en IECSA.

Según publicó el diario La Nación, la firma constructora involucrada en el megaescándalo de corrupción conocido como Lava Jato venderá su 33% de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) que comparte con IECSA, la española Comsa y la italiana Ghella, que hoy tiene el 37,4%. Precisamente, esta última empresa es quien compra su parte.

Ahora, el Gobierno nacional deberá aprobar este acuerdo entre privados. La salida de Odebrecht es un alivio para el oficialismo, que busca aun un acuerdo administrativo con la empresa brasileña para que entregue información sobre el pago de los 35 millones de dólares en coimas en nuestro país.

¿Quién es la firma compradora? De capitales italianos, Ghella fue socio de Ángelo Calcaterra cuando le compró IECSA y Creaurban al grupo Socma, de su tío Franco Macri. La operación estuvo sospechada porque Calcaterra no acreditó patrimonio suficiente para la operación y se comprometió a pagarla con los futuros dividendos.

Así, Calcaterra y Lorenzo Ghella fueron socios en el grupo ODS. Según un balance del año 2013, que consta en los registros de la CNV, el primo de Mauricio Macri poseía en ese entonces el 50% del capital accionario de ODS, y Ghella el 1%. En ese entonces, la firma italiana propiedad del empresario homónimo terminaba el entubamiento del arroyo Maldonado, una obra emblemática de la Ciudad.

Luego, Ghella se retiró de la firma y transfirió su porcentaje a Calcaterra, que se quedó así con el 51% de ODS. El otro 49% quedó en propiedad de la firma española Latifer. Este año, y para evitar críticas hacia su primo y él, Calcaterra vendió su parte a Marcelo Mindlin, el dueño de Pampa Energía.

LEE MÁS

Embed