La Cancillería ratificó su intención de intervenir en el caso Odebrecht, luego de que los procuradores de Argentina y Brasil advirtieron que los gobiernos de ambos países "presentan obstáculos que constituyen injerencias indebidas en el desarrollo de los acuerdos que en materia de investigación".

La cartera encabezada por Jorge Faurie dijo que está "analizando con prioridad y de manera responsable el Acuerdo en el marco de sus competencias legales y de acuerdo a lo previsto en el propio Acuerdo por ambos Procuradores Generales, lo que incluye las propuestas de modificaciones sugeridas por el Gobierno de Brasil".

"La Cancillería argentina ha tomado conocimiento el 10 de julio pasado a través del Ministerio de Justicia de Brasil acerca del Acuerdo de Constitución de equipo conjunto de investigación entre los Procuradores Generales de Argentina y Brasil, firmado el 16 de junio en Buenos Aires", explicó.

LEER MÁS: Odebrecht: los procuradores denuncian obstáculos en la causa

Además, señaló que "el Acuerdo establece que será aplicable una vez que hayan tomado intervención las Autoridades Centrales respectivas responsables de la cooperación jurídica Internacional, que en Argentina es la Cancillería mientras que en Brasil es el Ministerio de Justicia". De esa manera, el ministerio brasileño ratificó su intención de intervenir en el caso.

Este lunes, la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y su par de Brasil, Rodrigo Janot Monteiro de Barros, advirtieron que los gobiernos de ambos países "presentan obstáculos que constituyen injerencias indebidas en el desarrollo de los acuerdos que en materia de investigación del caso Odebrecht".

"Advertimos que las autoridades centrales en materia de cooperación jurídica internacional de ambos países -Ministerio de Justicia de Brasil y Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina-, presentan obstáculos y requerimientos que constituyen injerencias indebidas en el desarrollo de los acuerdos que en materia de investigación del caso Odebrecht realizaron los Ministerios Públicos de Brasil y Argentina", advirtieron en un comunicado conjunto.

Allí recordaron el acuerdo que firmaron el 22 de junio pasado para conformar el Equipo Conjunto de Investigación (ECI) para trabajar de manera conjunta en las investigaciones que se llevan adelante en ambos países en el caso Odebrecht y advirtieron sobre las dificultades que encontraron para lograr avances.

Al respecto, señalaron que además de "los obstáculos que están siendo impuestos a la formación del ECI", ahora el Ministerio de Justicia brasileño "exigió una intervención directa en la redacción del Acuerdo de Constitución del ECI, orientada, fundamentalmente, a que las pruebas compartidas en ese marco de cooperación sean ´tramitadas por las autoridades centrales´".

Por otro lado, indicaron que "el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto argentino propuso convertir el Equipo Conjunto de Investigación en un tratado internacional negociado por los Poderes Ejecutivos". "Ambas solicitudes desvirtúan la herramienta de cooperación entre los órganos judiciales competentes para la investigación", señalaron en un duro texto conjunto, difundido por el Centro de Información Judicial (CIJ).

En esta nota