Trabajadores tomaron el Ministerio de Energía -Paseo Colón 171- reclamando que se conserven todos los puestos de trabajo en la cartera. Luego de que el Gobierno amenazó con movilizar a Infantería para reprimirlos, llegaron a un acuerdo. El conflicto era por el vaciamiento de un call center para denunciar cortes de luz, donde iban a despedir a 140 personas.

Representantes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) mantuvieron dos reuniones hoy con el subsecretario de Coordinación Administrativa de Energía, Marcelo Blanco, y con Gonzalo Diaz -Director Nacional de Coordinación Interministerial del Ministerio de Modernización, mano derecha de Andrés Ibarra.

Embed

En la primer reunión, los trabajadores le mostraron el acta firmada por el Ministerio de Energía, donde se comprometían a mantener los puestos de trabajo y a mejorar el sistema de contratación por medio de la ley Marco. En esa charla, el gobierno respondió que van a cerrar el call center y despedir a 140 trabajadores.

En la segunda reunión, los trabajadores de ATE comunicaron que iban a mantener una permanencia pacífica en el ministerio de Energía y desde el gobierno le respondieron con insultos. Además los amenazaron con el envió de móviles de Infantería para reprimirlos y desalojar el Ministerio.

Luego de una ocupación pacífica de tres horas y la difusión de los medios de la inminente represión, el gobierno aceptó negociar con ATE y llegó a un acuerdo: el call center se cerrará los fines de semana y quedará abierto sólo en la semana. 68 quedan en el call center y 140 van a tener 3 meses de capacitación para ser reubicados en otras áreas del Estado.

Embed

Como adelantó el Destape hace dos meses, el objetivo de Aranguren es despedir a 400 trabajadores del ministerio de Energía. El call center -que tiene unos 200 empleados- es el primer objetivo del ex CEO de Shell Argentina.

LEER MÁS: Aranguren vaciará el call center para atender cortes de luz en verano y se esperan 400 despidos