Lorena Martins denunció que los directores de la ONG Make a Wish en Argentina, que colgaron la semana pasada una bandera en el Obelisco porteño, con la autorización del gobierno de la Ciudad, esconden una historia vinculada al delito. La mujer, quien desde hace años denuncia la trata de personas, afirmó que la directora de la ONG en Argentina -Mónica Parisier- es esposa de Guido Parisier, el dueño de un inmueble que durante años se utilizó para la prostitución.

“Yo hablé muchas veces con Guido y él estaba al tanto que en la planta alta del inmueble que estaba en Junin 1787 había un prostíbulo. De hecho, primero fue regenteado por una gente y después se lo alquiló mi padre que lo mantuvo. Se llamaba Hipopótamus”, contó a El Destape Martins.

Según su página de Facebook, la organización Make a Wish “le cumple deseos a niños entre 3 y 18 años con enfermedades que amenazan sus vidas para enriquecerlas con esperanza. fortaleza y alegría”.

Embed

El legislador Gustavo Vera junto a La Alameda trabajó para denunciar los delitos cometidos en algunos inmuebles de Recoleta. En una entrevista con El Destape, recordó el caso de Parisier.

"Nosotros luchamos contra el crimen organizado con la colaboración de los vecinos de la zona. Veíamos que en la zona había un sistema delictivo que combinaba la prostitución con la droga. Hipopótamus, que fue allanado, era parte de este sistema", explicó Vera.

El inmueble de Recoleta quedó envuelto en un escándalo. Según Lorena Martins, su padre no quería dejar el prostíbulo, aunque no le daba ingresos suficientes para mantener los costos. "Entonces lo que hizo fue dejar de pagar el alquiler. Después de eso, mi padre se va de ahí y manda una patota para que le destroce el local a Parisier y le roben la caja de seguridad", contó Martins.

Todo quedó registrado en una denuncia por robo, que ya pasó la instancia de prueba. "Uno de los que integró la banda de mi papá y que perpetró los destrozos fue Marcelo Gordo. quien es el hijo de Aníbal Gordon de la triple A", contó Lorena Martins.

LEER MÁS: Lorena Martins: "Pollicita me amenazó con meterme presa"