El Ministerio de Energía de Juan José Aranguren planea un nuevo tarifazo de luz después de las elecciones. Para noviembre la suba será de al menos un 11% en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

Edenor y Edesur aumentarán las tarifas al menos un 11% para los hogares y comercios, siempre y cuando se mantenga lo anunciado por el Gobierno en febrero, aclaró Clarín. "El incremento autorizado en el VAD (valor agregado de distribución) es del 19% para noviembre y 18% en febrero", repasó Ricardo Torres, presidente de Edenor, a ese matutino. "El VAD -que es el servicio de llevar energía a los hogares y comercios- representa alrededor de un 40% de la factura que paga el consumidor", marcó el ejecutivo.

Si el aumento en el VAD es del 19%, pero Edenor trasladará un 40% de ese incremento (porque esa es la parte que le corresponde en su factura) la suba para el consumidor merodearía el 8% de impacto en las boletas por este concepto, explicó el diario.

LEER MÁS: Por el tarifazo de Aranguren, el consumo de gas sufrió su peor caída en 24 años

Pero la tarifa también ajusta de acuerdo con el aumento en el costo de vida. "Estimamos que la inflación del semestre fue del 10%. Por lo que aplicaremos un aumento en la proporción que nos toca", aseguró Torres. En ese caso, la suba de las distribuidoras sería de otros 3 a 4 puntos en la factura.

Entre lo que aumente el VAD (8% en la factura) y el ajuste por inflación (otro 3% como piso), el incremento será del 11%, como mínimo.

En esta nota