La ex presidenta Cristina Kirchner vuelve a recibir una mala noticia judicial en medio de los conflictos políticos y económicos que afectan al Gobierno nacional. Fue llamada a indagatoria, junto con sus hijos Máximo y Florencia, a indagatoria en el marco de la causa Los Sauces, acusados los tres de cohecho y lavado de dinero.

La decisión del polémico juez Claudio Bonadio llega como corolario de una semana difícil para el Gobierno, en el que decidió un tarifazo mayor al esperado (entre 60 y 148 por ciento) y la CGT anunció finalmente un paro nacional para la segunda quincena de marzo.

En el llamado, Bonadio acusó a Cristina, Máximo y Florencia de utilizar a la firma Los Sauces, administradora del hotel homónimo y propietaria de varios inmuebles en la ciudad de Buenos Aires, como una vía para recibir supuestos retornos de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, que fue llamado para declarar el 2 de marzo.

LEE MÁS

Embed

Lázaro, Máximo y Florencia Kirchner serán indagados el próximo 6 de marzo, un día antes de la marcha de la central cegetista al Ministerio de la Producción. Cristina quedó último en la lista: está llamada para el 7 de marzo, mismo día de la manifestación sindical.

Cristina ya se encuentra procesada por partida doble. Primero, por la denominada causa "dólar futuro", también con el juez Bonadio, y luego por el supuesto redireccionamiento de la obra pública a favor de Lázaro Báez, que investiga el magistrado Julián Ercolini.