La expresidenta Cristina Kirchner y su hija Florencia recibieron una intimación del juez federal Claudio Bonadio para que paguen expensas y gastos adeudados de los inmuebles donde viven, propiedad de la firma Los Sauces. Las amenazó de desalojo, según advirtió el abogado de la familia, Carlos Beraldi.

La intimación la hizo llegar a partir del informe emitido por el interventor de "Los Sauces", Francisco Branda, sobre la deuda que tiene cada uno de los inquilinos. Beraldi, abogado de la familia Kirchner, denunció que el Bonadio está "pergeñando una maniobra para desalojar a la expresidenta y su hija" de sus domicilios, en la ciudad de Río Gallegos y en la Capital Federal, respectivamente.

LEER MÁS: Manguel defendió un pedido de Cristina contra Bonadio y la atacaron en Animales Sueltos

Según establece una cédula que recibió Beraldi, el magistrado intimó a la familia Kirchner a regularizar gastos de distintas propiedades bajo apercibimiento de que se inicien acciones de desalojo. "El juez Bonadio está pergeñando otra maldad", señaló el abogado de ambas durante la audiencia en la que el contador de la familia Kirchner, Victor Manzanares, pidió a la Cámara Federal que lo deje en libertad, tras su detención en el penal de Marcos Paz por la misma causa.

A Florencia Kirchner la intimó por la deuda de expensas del 2017 por $ 43.979 del departamento que ocupa en el edificio San José 1111 de la Capital Federal. Le dio un plazo para "regularizar" su situación de 72 horas contando desde su notificación, algo que tuvo lugar este miércoles, cuando le llegó la cédula al abogado Beraldi.

A Cristina Kirchner la amenazó por gastos ordinarios de su casa en la calle Mascarello 441, en Río Gallegos, pero no tiene plazo especificado.

En esta nota