El PRO sufrio una autentica semana negra en el Congreso por el impedimento de aprobar las leyes de iniciativa público privada y de reforma del Ministerio Público Fiscal, a razón de internas con sus aliadados , la UCR y la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

Según asegura Télam, el círculo cercano a Emilio Monzó, presidente de la Cámara Baja, reconoce que "el tema está hundido". "Esto se saca por unanimidad o no se saca", consideró el legislador en diálogo con la agencia estatal de noticias, al tiempo que reveló que "existían conversaciones informales y todos estaban de acuerdo, pero de pronto algunos que decían que si, después terminaron afirmando lo contrario".

De esta manera, el macrismo en la Cámara de Diputados dieron por agotada la posibilidad de que este año se pueda aprobar el proyecto de aumento del número de bancas, que se introdujo sorpresivamente en una sesión y que fracasó por la negativa de sus socios de la UCR a acompañarlos.