El presidente Mauricio Macri, el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, fueron denunciados penalmente por presunta "administración infiel" ante los tribunales federales de Comodoro Py.

La presentación fue realizada por los diputados nacionales del FpV Rodolfo Tailhade, Carlos Castagneto, Héctor Recalde, Adrián Grana, Carlos Moreno, Diana Conti y María Teresa García. La misma toma como antecedentes a la causa denominada "dólar futuro" por la que está procesada la ex presidenta Cristina Kirchner y asegura que el actual Gobierno decidió "emplear métodos que la Justicia federal ha considerado delictivos". Por sorteo, la causa cayó en el juzgado número 3, que cuenta con Daniel Rafecas.

Embed

El Gobierno quedó apuntado en esta denuncia por la emisión de deuda, como forma de sostener el precio del dólar ante la salida del denominado "cepo cambiario". La misma, aseguraron, sirvió solo para sostener la fuga de divisas que se realiza a través de la bicicleta financiera de las LEBACs y "mantener deliberadamente bajo el tipo de cambio".

Embed

Como antecedentes, los diputados citan la causa por la que está procesada la ex Presidenta, al recordar que para la Justicia esas maniobras eran "delictivas", en referencia a los contratos de dólar futuro que se firmaron a un precio para mantener el tipo de cambio oficial por debajo de lo que estaba la cotización en el mercado paralelo.

Al respecto, los denunciantes argumentan que, hasta la fecha, la masa de LEBAC representa el equivalente a 685 mil millones de pesos, cuando la base monetaria es de 670 mil millones en la actualidad. Esa "es la herramienta de gestión elegida por los imputados para buscar el objetivo, ilegal, como vimos, de impedir que el tipo de cambio llegue al nivel que el juego de libre oferta y demanda determine", recalcaron.

Embed

Inclusive, los diputados informaron que el pago de intereses de LEBAC, solo en la última semana, representó la suma de $56 mil millones, por encima de los $53 mil millones que Bonadio estimó como pérdida para el patrimonio nacional debido a los contratos que investigó y que, paradójicamente, autorizó pagar a Federico Sturzenegger.

La denuncia completa: