En medio de los rumores de una entrevista con Cristina Kirchner y tras la marcha a un mes de la desaparición de Santiago Maldonado que terminó con represión policial, el periodista Luis Novaresio utilizó la apertura de Debo Decir para exponer una dura editorial.

"Lo importante, en estas horas, es hablar de Santiago Maldonado. A veces tengo la percepción de que en nuestro país, en tren de no ponernos de acuerdo, de jugar a la pulseadita política de ganarle al otro, nos olvidamos de lo importante. Lo importante es que queremos saber dónde está Santiago Maldonado", comenzó el conductor de América TV.

El periodista fue contundente en su postura sobre el caso de desaparición forzada y apuntó contra el Gobierno. "El Gobierno no entendió lo que estaba pasando cuando faltó Santiago Maldonado. Debía actuarse de otra manera ¿el Presidente de la Nación no debería hablar después de lo que ha pasado? Se me ocurre que debería", disparó.

Embed

Asimismo consideró que "La propia ministra (Patricia Bullrich) se equivoca al momento de no mensurar lo que estaba pasando". En tanto que sobre la defensa que Bullrich hace de la Gendarmería sostuvo: "Claro que hay que defender a la fuerza como tal, pero si alguien estuvo frente al procedimiento debió apartarlo".

También apuntó contra la Justicia, que tiene "la responsabilidad máxima de que sepamos dónde está Maldonado". "Hay un juez que se llama Guido Otranto, al que no se le conoce ni la voz ni qué piensa sobre el tema y que delegó la investigación en una fiscal subrrogante", apuntó.

De esa forma, Novaresio se sumó al reclamo por Maldonado y remarcó que "es lo que nos importa a la gente de buena leche. Nos importa que aparezca con vida y que se den las explicaciones".

En conexión con la desaparición de Maldonado, el conductor hizo referencia a la vista de Cristina Kirchner a una iglesia de Merlo, donde se cruzó con la madre de una víctima de la tragedia de Once, y habló de la posibilidad de entrevistarla.

"¿Hay que entrevistarla? Claro, por supuesto. Y reiteramos la invitación a la ex Presidenta. He escuchado con mala leche que 'Novaresio está negociando las condiciones de la entrevista', yo trabajo en un canal que tiene pocas condiciones: respeto por el entrevistado, libertad de pregunta y tener en cuenta la responsabilidad que tenemos a la hora de preguntar", concluyó.