El ENARGAS le impidió el ingreso a organizaciones y personas que habían sido aprobadas para participar de la audiencia por el tarifazo del gas. A la mayoría de los inscriptos debieron quedarse en las puertas de la Usina del Arte.

Para disertar contra la suba de la tarifa había 325 inscriptos, pero el Gobierno no le permitió participar a cerca del 90%, según denunciaron los organismos. Al no tener una respuesta de parte de los funcionarios presentes, difundieron las protestas por redes sociales.

El Ministerio de Energía decidió realizar la audiencia pública a partir del fallo que la Corte Suprema emitió el 19 de agosto, en el que declaró la nulidad de las Resoluciones 28/2016 y 31/2016 en cuanto a lo referido a los incrementos tarifarios del gas para los usuarios residenciales, aunque no así respecto a los comerciales.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed


En esta nota