Cecilia Nahón fue representante de Argentina ante el G20entre 2012 y 2015, durante las presidencias del G20 de México, Rusia, Australia y Turquía. Actualmente es Directora Ejecutiva de un nuevo programa educativo en la American University (Estados Unidos) llamado “Modelo G20”, dedicado a formar a jóvenes estudiantes en negociaciones internacionales y que el año próximo se hará en Argentina organizado por varias universidades.

¿Cuál es la importancia del G20 para América Latina?

El G20 es esencialmente un mecanismo de diálogo y coordinación de políticas al máximo nivel político entre las economías más grandes del mundo. La primera Cumbre de Jefes de Estado del G20 fue convocada de urgencia en 2008 en Washington por el Presidente Bush, frente al colapso de Lehman Brothers y los riesgos de contagio a nivel global. Como reflejo del nuevo mundo multipolar, en particular del ascenso de China, la tradicional mesa chica del G7 fue ampliada para incluir también a las principales economías emergentes, incluyendo tres países latinoamericanos: Argentina, Brasil y México.

Nunca faltan críticas por tratarse de un foro “elitista”, pero lo cierto es que el G20 reúne más del 80% del PIB global, 80% de las emisiones de carbono y 66% de la población del mundo. Sus deliberaciones, disputas y decisiones tienen necesariamente impacto global. En los últimos años, a la agenda económica y financiera “fundacional” del G20 se sumaron nuevos temas como migración, empleo, cambio climático, desarrollo, terrorismo. De hecho, hay un álgido debate dentro y fuera del foro sobre si esta amplitud de agenda lo fortalece o más bien lo diluye. Yo creo que es positivo, porque la incertidumbre y las tensiones geopolíticas actuales exigen fortalecer el diálogo multilateral y hacerlo con una visión integral de los problemas.

SEGUÍ LEYENDO EN NODAL.AM

En esta nota