El ex juez de la Corte Suprema de Justicia Carlos Fayt, murió esta noche a los 98 años, informó su abogado Jorge Rizzo. "El país llora. Falleció el Dr. Carlos Santiago Fayt, me lo confirmó su hija Graciela recién. Salud Maestro. Gracias por todo", escribió Rizzo en su cuenta de Twitter al confirmar la noticia.

Abogado, escritor y profesor, Fayt había nacido en Salta en febrero de 1918 y fue ministro de la Corte Suprema desde la restauración de la democracia en 1983 hasta el año pasado. El 11 de diciembre pasado Fayt abandonó la corte tras 32 años, lo que representó un récord de permanencia en ese cuerpo, y cuatro días después en un acto de despedida junto sus pares del máximo tribunal pidió: "Celebren un país libre".

En aquel acto, se proyectó un video con imágenes de las últimas cuatro décadas, incluidas la del juramento ante Alfonsín, y luego el sindicalista Julio Piumato le entregó una plaqueta a Fayt por "una vida dedicada a la justicia".

El ex juez de la Corte se retiró del cuerpo un día después de que dejara la presidencia Cristina Kirchner, luego de una fuerte tensión entre Fayt y el kirchnerismo, espacio político que incluso llegó a impulsar una comisión en el Congreso para determinar su idoneidad para ejercer su cargo con una edad tan avanzada, algo que luego quedó en la nada.

En la madrugada del miércoles, la jueza de la Corte, Elena Highton de Nolasco, lo recordó en declaraciones al canal de noticias TN: "Siempre estaba de buen humor, trabajó hasta el último día".

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, señaló que Fayt "había sido un compañero de ruta" y consultado sobre si tenían previsto la realización de un homenaje dijo que "cada familia tiene su visión y hay que respetarla".

Al respecto agregó que "son decisiones muy íntimas, vamos a hacer lo que ellos decidan".
"Era admirable, subía las escaleras de la Corte caminando. Estaba muy bien física y mentalmente, me daba consejos", finalizó Lorenzetti.

"Era un hombre íntegro, agregó, esto nos ha golpeado duro. Era un hombre que se hacía querer y le teníamos muchísimo cariño (...) Siempre me aconsejaba con serenidad".

Respecto de su último y difícil tramo en la Corte durante el gobierno de Cristina Kirchner, el titular de la Corte dijo que"los ataques que recibió no lle influyeron porque él pensaba más en el país que en las cuestiones personales. Siempre fue muy fuerte".


FAYT.jpg


Fayt empezó a ejercer la profesión con tan solo 20 años, y defendió a varios perseguidos políticos en plena dictadura militar, a través de la presentación de habeas corpus. A lo largo de su vida, desempeñó una activa vida académica en el ámbito del derecho y llegó en 1983 a la Corte Suprema, con Alfonsín como jefe de Estado. En 2003 fue designado presidente de la Corte por unos meses, aunque durante la mayoría de sus años de permanencia en el tribunal lo hizo en calidad de "ministro".

Seis años después fue distinguido por la Fundación Internacional de Jóvenes Líderes con el premio "Referente de la Humanidad". Si bien en los últimos 20 años había recibido críticas de distintos dirigentes políticos de diversos espacios por permanecer en la Corte con edad avanzada, el enfrentamiento más duro por ese tema lo tuvo durante los últimos momentos de la gestión de Cristina Kirchner.

El cuestionamiento hacia Fayt fue por su supuesta falta de idoneidad para permanecer en el cargo debido a su avanzada edad, ya que la Constitución establece que los jueces deben jubilarse a los 75 años, aunque el magistrado siguió en su cargo tras obtener un fallo favorable para continuar tras la reforma constitucional que colocó ese norma.

Esa reforma legislativa se introdujo en 1994 y establece que superados los 75 años, los magistrados solo pueden seguir con un acuerdo del Senado durante cinco años más, y así sucesivamente. Pero Fayt presentó una acción de amparo alegando que él ingresó previo a la reforma constitucional y con ese argumento siguió en su cargo hasta 2015.

En esta nota