Ante una multitud en Plaza de Mayo que se vistió con los pañuelos de las Abuelas y Madres, organismos de derechos humanos reclamaron a la "corporación judicial" que "escuche el reclamo" de la sociedad contra los beneficios a represores de la dictadura y advirtieron que "no claudicarán con el reclamo nacional e internacional" contra el 2x1.

En un escenario montado frente a Casa Rosada, las referentes de Abuelas y Madres de Plaza Linea Fundadora, en conjunto con Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, leyeron un comunicado conjunto, en el que celebraron la rápida intervención del Congreso para neutralizar el fallo del máximo tribunal y advirtieron además que "la sociedad reaccionó con firmeza".

"La sociedad ha reaccionado con firmeza y esto nos llena de esperanza. Necesitamos que los representantes de los tres poderes del Estado tomen el reclamo del pueblo reunido en esta plaza, que cada uno realice las acciones para dar vuelta este fallo antidemocrático y prodictadura", señaló la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, al leer el último tramo del documento que consensuaron los organismos de DDHH. Y, acto seguido, pidió a la multitud que alzara los pañuelos blancos que habían sido repartidos en la plaza, que se tiñó así de pronto en respaldo a las Madres y Abuelas y en homenaje "a los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos".

LEER MÁS: El mundo también despliega sus pañuelos contra el 2x1 para genocidas

"Los organismos de derechos humanos no estamos solos. Acá está el pueblo, sabio, comprometido y fuerte ante estos embates que nos retrotraen al pasado siniestro y quieren proyectarse al futuro", continuó Carlotto en su mensaje, que fue interrumpido en varias oportunidades por los cantos de la multitud. "¡Como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar!" y "¡El pueblo unido jamás será vencido!", fueron algunos de los mensajes que llegaron desde las columnas y que se proyectaron hasta el escenario.

"Que la corporación judicial nos escuche porque no claudicaremos en nuestro reclamo nacional e internacional por los derechos conquistados y haremos oír nuestro reclamo para poner un limite a esta provocación y gritar con toda la fuerza: ¡Señores jueces, Nunca Más!", completó Carlotto.

Acompañando a las defensoras de los derechos humanos estaban en el escenario figuras de la política, el sindicalismo, abogados, músicos, actores y actrices, además de periodistas y educadores: entre ellos se pudo ver, por ejemplo, los periodistas Víctor Hugo Morales y Horacio Verbitsky; el defensor del pueblo porteño, Alejandro Amor; el ex juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni; los actores Dario Grandinetti y Griselda Siciliani, los cantantes León Gieco y Victor Heredia, los jefes sindicales Roberto Baradel (Suteba) y Víctor Santamaría (SUTERH); y el legislador de Bien Común y presidente de La Alameda, Gustavo Vera.

En esta nota