Se fueron de la Casa Rosada. Pero no para no volver. Sino para ampliarse, renovarse y atacar en todos los frentes. Así se prepara el ejército de trolls del macrismo para la campaña.

Todos dirigidos por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, la estrategia para las elecciones en redes la coordinará el subsecretario de Vínculo Ciudadano, Guillermo Riera, quien renunció a un cargo en el Gobierno el martes pasado para dedicarse a la campaña exclusivamente, según reveló un extenso informe del diario Perfil.

"Con aval de Peña, Riera dará servicios y bajará línea a los equipos comunicacionales de cada distrito: les transmitirá los ejes discursivos del Gobierno, técnicas de viralización, y tips sobre cuándo es recomendable responder, callar o distraer", afirma el semanario.

Y cuenta cómo fue la mudanza del troll center. "Reemplazó su oficina del segundo piso de Casa Rosada, con vista a la Plaza de Mayo, por otra en el edificio de campaña PRO, ubicado en la esquina de Balcarce y la avenida Belgrano. Al igual que en la previa de la presidencial 2015, el segundo piso de esa sede operativa tiene una función específica: militar la guerrilla de Twitter, Facebook, Snapchat, Youtube, Instagram y Taringa". Allí funcionará el nuevo ejército de las personas que atacan opositores desde las redes sociales, donde el Gobierno destina 163 millones de pesos.

Por los ataques, personalidades como Marcelo Tinelli, Mirtha Legrand y hasta la propia Cristina Kirchner denunciaron estas maniobras.

Ahora "Riera sumará otros treinta jóvenes, porque los actuales empleados de la Subsecretaría de Vínculo Ciudadano (dedicados a difundir acciones de gobierno y medir el clima en las redes) mantendrán sus puestos. La reemplazante de Riera en Casa Rosada es Julieta Goldman, una funcionaria de 39 años, ex Directora General de Nuevos Medios durante la gestión porteña de Macri", cuenta Perfil.

Y agrega: "Las instalaciones de Balcarce ya están listas: hay escritorios, computadoras, almohadones puff y hasta una mesa de ping-pong para el momento de la distensión, entre los macristas sub-30". Allí se instalará el equipo que saldrá a amenazar, insultar y atacar opositores o filomacristas críticos.

En esta nota