La vedette Moria Casan estuvo como invitada en el ciclo de Intrusos de Jorge Rial y fiel a su estilo y sin pelos en la lengua habló de la polémica en torno a su hija Sofia Gala por sus declaraciones sobre que prefiere “ser puta que ser mesera” y reveló detalles de su vida que se desconocían.

"Era menor de edad y sin ninguna necesidad económica. Elegí dar mi cuerpo por alguna razón interior", contó la diva sin tapujos y sostuvo que en más de una ocasión le pagaron por sexo, aunque ella no cobraba.

Afirmó: “Yo he sido prostituta”. Ante la mirada atónita de los panelistas, Rial inquirió: “Te han pagado?” y Moría reafirmó: “Obvio. Recontra gato fui yo”.

Embed

Asimismo, contó cómo fue la primera vez que lo hizo: "Yo sufrí un abuso de chica de un familiar muy cercano. Y se ve que, si bien lo desdramaticé y nunca me pregunté ¿por qué me pasa esto a mí?, algo habrá quedado. Un día estaba estudiando geografía en el secundario, me agarra como un ataque y dije: 'Voy a salir a la calle, tengo que levantarme a un tipo que sea grande, voy a estar con él y me tiene que pagar'", relató la actriz.

"Y fui a la calle para levantarme un tipo por primera vez y que me pagara. Por supuesto que me dio asco, me fui a bañar, lo hice bañar a él, e hice que me diera la plata antes. Lo que hice no importa, porque también podés no hacer y jugar", aclaró. Y continuó: "Volví, la pasé bien y me encantó. Entonces, tenía como una especie de doble vida muy clandestina".

LEÉ MÁS: El difícil momento que atraviesa Moria Casán

Moria aseguró que eso produjo que casi perdiera el año lectivo porque, a raíz de ese hecho, dejó de presentarse a las clases de geografía y estuvo a punto de quedarse libre por las faltas. "No podía estudiar geografía porque ese libro me había disparado eso en ese momento", explicó.

Ante la pregunta de Rial sobre si ella consideraba que había ejercido la prostitución, la diva respondió: "No sé si ejercí la prostitución por ese hecho. Tampoco me puse en una esquina con la carterita a yirar".

"La pasé bien, nunca diría que la pasé mal. Después elegí otra cosa, pero el teatro de revista era parecido a una prostitución", destacó Moria, que, entre risas, aseguró que aquel hombre "ya debe estar muerto".