La diputada Elisa Carrió temé en las decisiones electorales que pueda tomar el asesor del Gobierno Jaime Durán Barba. Así lo reveló el columnista de La Nación Joaquín Morales Solá, quien definió a Carrió como una legisladora que busca ser "la garante moral" de los candidatos de Cambiemos.

Solá manifestó que Carrió teme que el Gobierno termine como la Alianza que terminó con el presidente Fernando De La Rúa escanpando en helicóptero, mientras la policía mataba a 31 manifestantes.

"El cuestionamiento de Carrió a Durán Barba tiene raíces políticas más profundas que su disidencia con un buen o un mal consejo electoral. Carrió vivió el drama de la Alianza a principios de siglo, cuando un sector del radicalismo le aconsejó a De la Rúa que se deshiciera del entonces vicepresidente Carlos "Chacho" Álvarez", explica Morales Solá.

"La renuncia de Álvarez constituyó el principió del fin del gobierno de De la Rúa. Carrió sabe que Durán Barba explora ahora los mismos caminos (y los mismos errores). Él promueve una próxima campaña electoral sólo, o primordialmente, con candidatos de Pro. Si Durán Barba consiguiera ese objetivo, el radicalismo podría irse con Massa, quien ya estuvo cerca de seducir al viejo partido en 2015, y ella misma debería definir su situación dentro de la coalición Cambiemos", continuó el columnista.

LEER MÁS: La revelación de Carrió sobre Durán Barba