Mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dice que "la detención de Milagro Sala es arbitraria " y solicita "liberarla de inmediato", el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se muestra duro y desafiante. "No voy a liberar a esa mujer", lanzó Morales.

En diálogo con La Opinión, el aliado político de Mauricio Macri señaló, en referencia al Grupo de Trabajo sobre la detención arbitraria de Naciones Unidas, que "es bastante liviana la opinión porque afirmar que está presa por el acampe y desconocer que se robaron 29 millones de pesos, que hemos visto todos los argentinos, no se ajusta a la verdad".


Para Morales, "hay desconocimiento de situaciones, y además hay dos prisiones preventivas dictadas (contra Sala) en causas, hay una megacausa, así que me parece que no han contado con toda la información".

En consecuencia, agregó Morales, la resolución que adoptó sobre Milagro Sala "desacredita al Grupo de Trabajo porque se sostiene de premisas que son falsas".

Pese a la posición de Morales, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), "el Grupo de Trabajo determinó que hubo un entramado de 'acusaciones consecutivas' e inicio de causas judiciales para sostener su privación de libertad de manera indefinida en el tiempo. El Grupo concluyó que en este caso se está vulnerando la independencia judicial".