El presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, desestimó hoy las posibilidades del Frente Renovador de Sergio Massa de imponerse en las elecciones en la provincia de Buenos Aires, y advirtió que los comicios "se polarizarán inexorablemente".
"Hasta el año pasado yo creía que Sergio Massa podía tener alternativas dentro del peronismo. Pero la foto de Máximo (Kirchner) junto a (Martín) Insaurralde en San Vicente hace pensar que, si ese espacio termina junto, puede polarizar. Antes yo veía que Cambiemos obtenía entre un 30 y un 40 por ciento en la provincia de Buenos Aires y ahora, sin la avenida del medio que ocupaba Massa, se polarizará entre nosotros y el Frente para la Victoria", consideró Monzó.

En declaraciones al canal TN, el diputado afirmó que la elección "terminará polarizándose: (Mauricio) Macri, Cristina (Kirchner)".

"Hoy veo que la elección se polariza y que va a estar entre nosotros y el Frente para la Victoria", subrayó el presidente de la Cámara baja.

Para Monzó, en los últimos meses el Frente para la Victoria superó el "30 por ciento" de intención de voto en la provincia de Buenos Aires, como "una opción de protesta o una opción de refugio".

De todos modos, confió en las posibilidades del oficialismo y consideró que "para atrás no se vuelve".

Evaluó que en algunos sectores se registra "una crítica, una protesta que la gente se da el lujo de hacerla en las elecciones intermedias, donde no se elige quien administra".

Para Monzó, en la actualidad el apoyo a Cambiemos es "subjetivo" y apunta a dejar atrás "el pasado", pero consideró que en 2019 el oficialismo tendrá "un caudal de votos mucho más objetivo" porque, según consideró, "el Gobierno está haciendo las cosas bien".

El diputado oficialista indicó que en los próximos comicios legislativos "no va a variar" en gran medida la composición del Congreso pero reconoció que "la gran batalla es la provincia de Buenos Aires" porque el resultado en ese distrito "impacta en la legitimidad" política.