La plataforma Ahora Buenos Aires instaló este jueves un “Monumento al Inquilino Estafado” frente a la Legislatura porteña. Denuncian que "el programa para alquilar que lanzó el Gobierno es una estafa y no soluciona los problemas crecientes para alquilar en la Ciudad".

LEÉ MÁS: Dramático: el 50% no puede pagar un alquiler en la Ciudad

El economista y ex legislador Itai Hagman aseguró que "los porteños pagan en promedio alquileres que representan el 50% de su sueldo", y "se agrava en las mujeres y los jóvenes". Eso, sumado a los excesivos requisitos que piden las inmobiliarias y los montos abusivos para ingresar "deja a los inquilinos desprotegidos”.

“El programa para alquilar que lanzó el Gobierno nacional es una verdadera propuesta deshonesta, que lo único que hace es nacionalizar un plan que ya fracasó en la Ciudad, que se llamó ´Alquilar se puede´”, detalló.

Dicho plan, impulsado en el 2015, fue el caballito de batalla de Mauricio Macri para lanzarse como presidente pero, en los número concretos, de las 15 mil personas que se anotaron en los primeros meses, sólo diez pudieron efectivamente alquilar.

El integrante de Ahora Buenos Aires, también sugirió fijar reglas claras que protejan a los inquilinos "como contratos de tres años, actualizaciones anuales que no superen los aumentos salariales", la regulación de precios para alquileres y expensas, sumado al diseño un Plan Integral de Vivienda.

“Hoy más del 35% de los hogares de la ciudad alquilan. Un 60% más que en 2001 y un 10% más que en 2015 pero la población en la Ciudad no crece, detalló Jonathan Thea, otro de los ideólogos de la propuesta, y lo consideró "resultado de una política de vivienda fuertemente elitista del macrismo, que favoreció los negocios de las grandes constructoras por encima de las necesidades de los porteños".

La polémica por la ley de alquileres

Días atrás, el Estado Nacional planteo una serie de correcciones al proyecto de ley impulsado por el Frente para la Victoria en los últimos meses del 2016, y que había obtenido media sanción en Senadores.

El mismo fue el resultado de un acuerdo oficiales con los especuladores inmobiliarios y el sector de la construcción. Para Daniel Lipovetzky,presidente de la comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados y diputado PRO, "hay decisión de avanzar con una legislación respecto del tema alquileres para que bajen los costos para los inquilinos".

Dentro de los agregados, está la inclusión del concepto de "Vivienda Social", para los sectores vulnerables, lo que les permite conseguir un seguro de caducidad del Estado como garantía. Eso, sin embargo, ya se hace en la Ciudad desde 2015 con "Alquilar se puede" pero nadie acepta dicho seguro por no considerarlo garantía valida.

Mauricio Macri comunicó hace poco su deseo de recuperar la "Ley de Fomento a la Construcción de Vivienda" de los años 80. En ella se preveía que, al construir viviendas para alquilar por los primeros cinco años, el Estado les reduce los impuestos al dueño. De esta manera, se busca incentivar aún más el alquiler de viviendas.

Dentro del proyecto del FPV se contempla que, si la inflación es menor al 10%, no se pueda aumentar el costo. Desde el PRO buscan eliminar dicha cláusula por ser "una locura".

Esto se suma al "Plan de Vivienda" lanzado recientemente por el macrismo, que son créditos hipotecarios atados a la inflación (que solo en el primer trimestre de 2017 6,3% acumulado) y que, al aumentar el precio, no se aumenta cada cuota sino que se generan nuevas. Este enunciado crea "inquilinos propietarios" que, son dueños pero se endeudan a 50 años por su propiedad, lo que los hacen inviables frente al alquiler.