Tras ciertos episodios personales que la afectaron profundamente, el futuro laboral de Mirtha Legrand es incierto. La diva de los almuerzos pone en duda su continuidad laboral puesto que, según trascendió desde su entorno, quiere priorizar su vida privada.

Personas allegadas afirman que está cansada y deprimida. Hubo dos hechos que la marcaron recientemente. Uno tiene que ver con su ausencia en el homenaje que le hicieron a su hermano, José Martínez Suárez, en el Festival Internacional de Mar del Plata. Legrand no pudo llegar puesto que una de las ruedas del auto que la transportaba se pinchó.

Otro hecho que la movilizó fue la visita de Carmen Flores a su programa. Mientras la cantante entonaba "no te vayas nunca", la conductora no pudo contener las lágrimas al recordar su hijo Daniel Tinayre. "Cuando conocí esta canción hacía poco que había muerto Dani, mi hijo".

Por el momento, el ciclo de los sábados y domingos al mediodía continuará hasta mediados de diciembre, mientras que los especiales que Legrand suele hacer desde Mar del Plata no están confirmados. Si bien hay negociaciones económicas entre Nacho Viale y Canal 13, hay rumores de que el estado anímico de Legrand podría influir en esta decisión.

En esta nota