La huelga impulsada por el colectivo "Ni Una Menos", en el marco del Paro Internacional de Mujeres, convocó a miles de mujeres en la ciudad de Buenos Aires y en todo el país. Bajo el lema "No Estamos Todas", mujeres y hombres se expresan contra de la violencia de género, el machismo y las inequidades laborales, entre otras problemáticas.

Marta Dillon, periodista e integrante de la organización, explicó que la huelga tiene ocho ejes, entre los que se destacan "la revisión del mapa del trabajo en clave feminista; el reclamo por la autonomía del cuerpo, a través de la legalización del aborto y el acceso al parto respetado; decirle basta a la violencia machista y pedir la libertad de Milagro Sala y todas las presas políticas".

La responsable del Frente de Mujeres del Movimiento Evita en la provincia de Buenos Aires, Daiana Anadón, señaló: "Vamos a representar a las excluidas, las precarizadas, las que no están incluidas en ningún sector".

LEER MÁS: Piden investigar a la sobrina de Macri por un sospechoso negociado

Para la coordinadora nacional de las Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), Raquel Vivanco, "hay un recrudecimiento de la violencia contra la mujeres". Sobre esto, agregó: "Porque nos organizamos, salimos a la calle y denunciamos, por lo que existe una falta de tolerancia hacia nuestro reclamo".

Según esta organización, durante el año pasado se cometieron 322 femicidios, lo que indica que hubo una muerte cada 30 horas; sin embargo, este número aumentó en los dos primeros meses de este año en los que la Casa del Encuentro denunció un caso cada 18 horas.

En esta nota