La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, denunció penalmente en los tribunales de Comodoro Py al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales y otros funcionarios nacionales por las supuestas maniobras oficiales para "justificar" su encarcelamiento ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que en mayo visitará la provincia.

La denuncia de la dirigente, que solicitó ser querellante, incluyó a la presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, Clara De Langhe de Falcone; al secretario de Derechos Humanos de la Cancillería, Leandro Despouy; al fiscal de Estado de Jujuy, Mariano Miranda; y al apoderado del gobernador, Federico Wagner.

Sala pidió que los denunciados sean citados a declaración indagatoria por "el intercambio de correos electrónicos" entre ellos "a los fines de coordinar una presentación para justificar la prisión preventiva" que afronta la dirigente social ante los juristas de la CIDH que arribarán próximamente.

La denuncia recayó en el juzgado federal del magistrado Julián Ercolini y la fiscalía de Carlos Rívolo. Ercolini tiene en su despacho el expediente por la causa Papel Prensa, además de la causa Hotesur, por la que se investiga a Cristina Kirchner. Rívolo fue el primer fiscal que tuvo a su cargo la investigación de la causa Ciccone contra Amado Boudou.

Según recordó el Comité por la Liberación de Milagro Sala, el intercambio de mails que son la base de la denuncia se hicieron públicos a partir de una nota periodística del periodista Horacio Verbitsky en el diario Página 12 el 15 de enero bajo el título: “¿División del poqué?”.

El lunes 9 de enero de 2017 Wagner envió una serie de correos al fiscal de Estado y a la presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, que luego reenvió a Leandro Despouy. En esos correos Wagner relata que, de acuerdo a lo que le comentó Despouy, “se ha avanzado en el tema de la planificación con la Comisión Interamericana para coordinar una reunión en nuestro país, a fines del próximo mes de mayo”. “Sería muy importante trabajar en una presentación de las Víctimas de las arbitrarias que ha cometido Milagro Sala”, agregó Wagner.

“El objetivo de dicha operatoria, de acuerdo a las palabras del apoderado de Morales, sería que cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visite la Argentina, se le haga entrega de un documento en el que consten las agresiones sufridas por las supuestas víctimas de mi accionar”, sostuvo Sala en la denuncia. En una entrevista publicada por el diario Infobae, el fiscal de Estado reconoció la autenticidad de los mails.