La vicepresidenta Gabriela Michetti celebró el avance de las causas judiciales aunque aseguró que le "llama la atención" la cantidad de fallos referidos a causas que estuvieron mucho tiempo detenidas.

"Uno no puede dejar de ser franco y decir qué raro, ¿no?, que ahora aparecieron todas juntas las resoluciones de las causas, los fallos, sí, me llama la atención", manifestó Michetti.

LEÉ MÁS: Dujovne se reunió con el FMI para analizar la reforma tributaria

"Eso es lo que tenemos que terminar de trabajar, que la Justicia tiene que ser realmente independiente, no importa qué tiempo político se está viviendo, la Justicia tiene que ir separada de eso. Eso nos está faltando", añadió.

Embed

En declaraciones periodísticas, la vicepresidenta destacó que tras la victoria electoral alcanzada por Cambiemos el 22 de octubre pasado, y hasta incluso la semana anterior, se notó movimiento en causas que tenía hasta 10 años estancadas.

"Por un lado me parece que era muy necesario: muchos de nosotros, dirigentes políticos, ciudadanos, lo veníamos pidiendo; eran causas en algunos casos de hace 10 años", expresó.

"Pedíamos que se trabajaran, que se llegara a una verdad, a un fallo y está muy bien que suceda si los jueces lo hacen con seriedad, con investigaciones y documentación que prueban lo que están diciendo", agregó.

Por otra parte, Michetti consideró innecesario el "escarnio público" al referirse a las imágenes de la detención del ex vicepresidente kirchnerista Amado Boudou que fueran difundidas a través de las redes sociales.

"No podemos estar criticando algo y hacer lo mismo. Mucha gente dice que se lo merece porque hizo barbaridades, nosotros hemos criticado esa manera de ser de los kirchneristas, de golpear bajo, de generar ese tipo de golpes", indicó.

"Si esta persona ha sido juzgada culpable, condenada en hechos de corrupción, tiene ya su condena yendo a la cárcel; no me parece que haya que hacer escarnio público porque ahora está el árbol caído y vamos a hacer la leña", agregó.

Por último Michetti se esperanzó en que la ex presidente Cristina Kirchner "se acople" al modo respetuoso de trabajo existente en la Cámara Alta cuando asuma en diciembre como senadora.

"Depende mucho de ella, el Senado tiene una cultura de trabajo de mucho respeto de unos a otros; vamos a ver si se acopla a la cultura del respeto que tenemos: si lo hace no va a haber problema; si no vamos a ver cómo nos relacionamos", señaló.

En esta nota