Luego de 20 minutos de anuncios sobre la vida cotidiana del Senado, la vicepresidenta Gabriela Michetti se prestó a responder preguntas en la conferencia de prensa que convocó y rompió el silencio luego de su pedido de indagatoria en la causa que se investiga el robo del dinero que había en su casa y que presuntamente pertenecía a la Fundación SUMA. "Estoy tranquila", confesó.

"La Justicia tiene todas las pruebas y declaraciones, todo lo necesario para decidir sobre mi situación", afirmó. "Dimos más pruebas de las que pidieron, agregó".

Michetti aseguró que la Justicia "tiene todo lo necesario" referido a la investigación sobre el origen del dinero robado en su casa durante la jornada del balotaje del año pasado. "A diferencia de otros funcionarios que son denuncados, que no colaboran con la Justicia o hacen este pedaleo jurídico, en mi caso ha sido todo lo contrario", esgrimió.


El abogado denunciante Leonardo Martínez Herrero le pidió al juez Ariel Lijo que cite a declaración indagatoria a la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti. Martínez Herrero sostuvo que las pruebas acumuladas en los tres cuerpos del expediente "alcanzan y sobran" para que Michetti sea citada a dar explicaciones.

La referida testigo manifestó que tenía relación con Silvina Michetti y que solo efectúa trabajos de consultoría percibiendo la suma de $ 20.000, cuando en rigor de la nota presentada es socia de la referida en primer término en la empresa SIL S.A. desde 2004", afirmó Martínez en la presentación.