La vicepresidenta Gabriela Michetti aseguró hoy que el gobierno nacional intenta "pacificar y sanar" las diferencias entre los argentinos, y negó que de cara a las elecciones legislativas de este año tenga la intención de "polarizar" los comicios.

La funcionaria hizo un análisis sobre la situación del país y manifestó que "lamentablemente, la sociedad tiene mucha tensión" y agregó que "hay un sector de la población, minoritario pero importante, que está dolido y enfrentado con el Gobierno".

"Dentro de ese sector, hay grupos pequeños a los que les encantaría que al Gobierno le vaya mal. Lo que tenemos que hacer es tratar de sanar y pacificar las diferencias", resaltó, en declaraciones a TN.

En este sentido, Michetti se refirió a las elecciones legislativas de este año y desestimó que el Ejecutivo tenga como estrategia "polarizar" con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Tenemos que seguir siendo consecuentes y coherentes con lo que hemos manifestado siempre, pensando en la ciudadanía y contarle a la gente lo que hemos estado haciendo, y lo que queremos hacer. Nuestra campaña tiene que centrarse en eso y no en polarizar con uno u otro", aseveró. Por otra parte, la vicepresidenta volvió a referirse a la decisión de la diputada Elisa Carrió de ser candidata por la Ciudad de Buenos Aires y reiteró que "siempre es preferible que sean las personas quienes decidan su lugar".

"A mí me tocó muchas veces esta disputa por ver dónde tenía que ser candidata, y por ese motivo prefiero no opinar. Lo importante es que si Lilita (Carrió) está conforme siendo candidata en la Ciudad, que lo sea", agregó.

Por último, al ser consultada sobre la denuncia que Carrió realizó contra el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, Michetti insistió en que "el Gobierno tiene que mantenerse distante" de esas "confrontaciones".

"No comparto la denuncia porque fue realizada a título personal por parte de Carrió y no fue impulsada por el gobierno. El Poder Judicial tiene que estar distante del Ejecutivo", concluyó.