El dirigente de la CTA, Pablo Micheli, le reclamó al Gobierno nacional "parar los despidos y las suspensiones", así como "las importaciones". Además, exigió "un aumento de emergencia a los jubilados".

Durante un acto en Plaza de Mayo, Micheli señaló "que el Gobierno sepa que esta incitación a la violencia nosotros lo vamos a denunciar en todas partes, inclusive en la asamblea anual de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) para que el mundo sepa lo que está pasando" en el país, lanzó.

LEER MÁS: El paro toma impulso: gremios del transporte confirmaron adhesión

En otro orden, manifestó que "respetamos su mandato, nosotros no tenemos ninguna intención de desestabilizar a nadie", al tiempo que rechazó que el gobierno de Mauricio Macri sea "una dictadura", porque "a una dictadura no se la vota por el voto mayoritario, estan ahí por el voto del pueblo".

El titular de la CTA Autónoma aseguró que continuarán con las marchas de protesta "hasta que se caiga este modelo económico" y sostuvo que "pueblo que no está en la calle, no tiene destino, no tiene ninguna posibilidad de soñar". "Ojalá todos los días, hasta que se caiga este modelo económico, haya un montón de 30 de marzo y 6 de abril, no nos van a sacar de la calle ni ahora ni nunca", advirtió en alusión al paro nacional convocado por la CGT para la próxima semana, en su mensaje en la Plaza de Mayo ante los manifestantes de la CTA.

En esta nota