El jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, advirtió que si el Gobierno vetara la Ley de Emergencia Social y Alimentaria "se va a complicar" la situación para fin de año, en tanto sostuvo que los trabajadores "no" van "a terminar de estar en la calle".

Tras la media sanción que la ley de emergencia obtuvo en el Senado, Micheli planteó que "el Gobierno no tiene posibilidad de garantizar que se frene porque no tiene mayoría en el Congreso".

No obstante, ante la posibilidad de que se apruebe en la Cámara baja y la Casa Rosada vete la ley, cuestionó que el presidente Mauricio Macri "agarre a la democracia y diga 'Empieza el partido cuando yo llego' y se termina cuando se lleva la pelota".


Consultado sobre el escenario social para fin de año, el titular de la CTA admitió que "no quisiera hacer una medida de acción directa", aunque advirtió que "obviamente", si se vetara la ley, "se va a complicar".

Micheli aclaró que si bien la CTA participaría de la marcha al Congreso, sus dirigentes no ocuparían el escenario porque "no" comparten "el acuerdo de la CGT con el bono, que llegando a fin de año no resuelve el tema del poder adquisitivo".

Así, cuestionó con dureza a los dirigentes cegetistas al recordar que cuando el Gobierno vetó la ley antidespidos, "no fueron al paro para rechazar la decisión", por lo que se preguntó "por qué" Macri "no va a vetar esta nueva ley ahora".