Cuando el Mundo aun contempla los devastadores efectos del Huracán Irma, un potente sismo de 8,2 grados en la escala Richter sacudió la costa del Pacífico mexicano. Se trata del mayor terremoto en un siglo y dejó, por lo menos, 32 en los estados de Tabasco y Chiapas (sureste).

En la costa del Pacífico central y sur de México se mantiene además una alerta de tsunami ante la eventualidad de que se registren olas de hasta cuatro metros, por lo que se ha procedido a evacuar a las poblaciones costeras.

El fenómeno ocurrió a las 23:49 hora local (1:49 AM del viernes, hora de Argentina) cerca de la localidad de Tonalá (Chiapas), a unos 100 km de la costa, a una profundidad de 19 km.

Según la agencia AFP, la cantidad de fallecidos ya alcanza las 32 personas.

Embed

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, confirmó que dos de las tres víctimas son mujeres de la localidad de San Cristóbal de las Casas, que murieron "por un derrumbe de vivienda". Arturo Nuño, gobernador de Tabasco, reportó de su lado dos menores muertos: uno por la caída de una barda y otro, un recién nacido, al quedar sin corriente eléctrica el respirador al que estaba conectado.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, expresó sobre la tragedia: "Tenemos lamentablemente el reporte de tres personas que fallecieron por una barda caída en Chiapas", explicó a la cadena Televisa.

A través de las redes sociales, Peña Nieto confirmó que se trata del sismo más poderoso en el último siglo de historia del país azteca. A su vez, que hay 1,85 millón de usuarios sin electricidad. "El Comité Nacional de Emergencias seguirá activo para evaluar afectaciones y coordinar acciones de atención a la población", afirmó.

Embed
Embed
Embed
Embed

Las autoridades establecieron la magnitud del temblor en 8,2, tras anunciarlo inicialmente en 8 y posteriormente en 8,4. Se trata de un sismo inclusive mayor al que padeció el DF en 1985, cuando, en vísperas de la organización de la Copa del Mundo, sufrió un terremoto de 8,1 grados. Si bien no se informó la cantidad oficial de fallecidos, se estima que fueron al menos 3 mil y algunos creen que llegó a las 20 mil personas.

En esta nota