La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Río Grande anunció que el martes realizará un paro de cinco horas y una movilización contra las políticas del gobierno nacional.

Desde el gremio informaron que en la industria fueguina se perdieron "casi 7 mil puestos de trabajo desde finales de 2015", a los que se suman los despidos en el comercio y sectores de servicio "por lo que cerca de 10 mil compañeros se van quedando sin trabajo y muchos se vieron obligados a retornar con sus familias al norte del país".

En tanto, una veintena de gremios del sector público y del privado de toda la provincia adelantaron que se sumarán a la movilización de los metalúrgicos. Las medidas de fuerza se anunciaron al término de un plenario en el que los secretarios generales de los distintos gremios expresaron su preocupación "por la pérdida de puestos de trabajo en el sector industrial, que afecta al conjunto de la provincia".

En la reunión se escucharon críticas contra la política del gobierno nacional y contra la gobernadora Rosana Bertone, a quien cuestionaron por "su identificación con la mayoría de las medidas que toma (el presidente) Mauricio Macri", según señalaron los sindicalistas.

El plenario lo abrió el secretario General de la UOM Río Grande y diputado nacional, Oscar Martínez, quien confirmó la determinación de su gremio de llevar adelante un paro de actividades desde las 12 a las 17, del próximo martes.

LEER MÁS: por la crisis, en un mes 500 fueguinos debieron mudarse

Luego los gremialistas se refirieron a "la pérdida de fuentes laborales"; la necesidad de comprender que es "una obligación defender los puestos de trabajo"; expresaron reclamos para que "cesen las importaciones" y que "vuelva el plan de notebooks para las escuelas" junto con advertencias sobre que "Tierra del Fuego es un laboratorio de las políticas nacionales".

El dirigente recordó que cuestionan "profundamente la apertura de las importaciones, y la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, que son quienes invierten sus ingresos en la compra de productos y reactivan la producción", repasó el dirigente metalúrgico.

La presidenta de la Cooperativa Renacer Mónica Acosta había contado que por la crisis en las empresas, 500 familias de Tierra del Fuego decidieron mudarse en busca de un mejor futuro. 300 se fueron en diciembre y 200 en los primeros días de enero. Sin industria, no hay futuro en la isla.