Tanto la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, como la vice gobernadora mendocina, Laura Montero, salieron a hacer duras críticas a la reforma tributaria que propone el Gobierno de Mauricio Macri.

La funcionaria fueguina afirmó este martes que la aplicación de la reforma tributaria provocaría la “disolución territorial de la provincia”, tras el anuncio sobre la eliminación de impuestos internos para la importación de televisores, monitores y celulares. Tierra del Fuego cuenta con un polo industrial dedicados a la producción casi exclusiva de artefactos electrónicos y de "linea blanca".

“En los hechos, la aprobación de este proyecto significaría la disolución territorial de nuestra provincia, luego de una política de Estado que se ha mantenido desde 1972 y que, de la noche a la mañana, intentan destruir”, afirmó la mandataria.

Bertone consideró que "la iniciativa destruye la industria electrónica, que representa más del 30% del producto bruto de la provincia, además de ser el principal empleador y contribuyente”.

Por su parte, Laura Montero, vice gobernadora de la provincia de Mendoza, mostró su malestar a través de la red social Twitter, en la que cargó contra el ministro de Finanzas, Nicolás Dujovne, por el incremento de los impuestos al vino.

Embed

"Sin duda una mala noticia para nuestra economía regional, el impuesto al vino y a los espumantes profundizará problemas", aseguró al compañera de Gobierno de Alfredo Cornejo y resaltó que "no dimensiona el daño y arruina años de trabajo público/privado en el posicionamiento del vino en el mercado".

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed