El ahora ex presidente del Banco Nación Carlos Melconian reconoció que su salida se debió a la búsqueda de más "homogeneidad" en el equipo económico y que no fue Mauricio Macri quien le pidió la renuncia. De esta forma, admite que hubo tensiones internas en el seno del Gobierno que forzaron su salida.

Melconian dialogó en Radio Mitre por primera vez desde su renuncia al frente del principal banco estatal. Allí, reconoció que su salida fue producto de una "búsqueda de mayor homogeneidad" en el equipo del presidente Mauricio Macri aunque luego minimizó la importancia de esta cuestión: "Los distintos criterios son cuestiones habituales en todos los equipos. El día que me designan, el Presidente me pide que arme un directorio y muy profesional y aún así, siempre teníamos distintos puntos de vista".

Melconian se definió como"un soldado incondicional (que) ocupa el espacio que el líder le transmite"

Sin mencionarlo explícitamente, Melconian dio crédito a las versiones de que fue el coordinador de Jefatura de Gabinete, Mario Quintana, quien lo llamó para pedirle que dejara su cargo. Simplemente, dijo que fue "otro funcionario" el que le "pidió la renuncia" como titular del Banco Nación. A pesar de eso, ratificó que sigue dentro del proyecto de Cambiemos ya que se definió como "un soldado incondicional (que) ocupa el espacio que el líder le transmite".

En relación al devenir de la economía, Melconian evaluó que está "tendencialmente mejor". "Lo que ha estado ocurriendo es lo previsible (pero) las cosas se van a ir arreglando", subrayó.